A 20 pasos de la fama (2013) - Película

A 20 pasos de la fama (2013) Película

A 20 pasos de la fama (2013)

6.8
Ver más Información

Sinopsis de la película


Las cantantes de acompañamiento o coristas ocupan un extraño lugar en el mundo de la música pop; siempre están a la sombra de los grandes artistas, aunque a veces tengan más talento. Muchos de esas cantantes anónimas son afroamericanas, y éste documental pretende ser un homenaje y un reconocimiento a su trabajo. Porque no es fácil vivir con la frustración de que nunca podrás ser tan grande como el artista para el que trabajas, aunque tus méritos sean, con diferencia, más relucientes.

- ¿En qué categoría se incluye A 20 pasos de la fama (2013)?
En Documental
- ¿En que país se estrenó A 20 pasos de la fama (2013)?
En Estados Unidos
- ¿En que año se estrenó A 20 pasos de la fama (2013)?
En 2013
- ¿Cuánto tiempo dura A 20 pasos de la fama (2013)?
En 87 min.
- ¿Quién es el director de A 20 pasos de la fama (2013)?
Morgan Neville
- ¿Quiénes son los actores/actrices de A 20 pasos de la fama (2013)?
Documentary, Darlene Love, Merry Clayton, Lisa Fischer, Judith Hill, Mabel John, Claudia Lennear, Táta Vega, The Waters Family, Lou Adler, Stevvi Alexander, Patti Austin, Chris Botti, Sheryl Crow, Mick Jagger, Bette Midler, Sting




2013 (Ver cine de 2013)

Documental, Películas de música

Estados Unidos

87 min.

NO SAGA

411






Críticas de Usuarios sobre A 20 pasos de la fama (2013) (1)

estrella colaborador peliculasImagen de perfil
Sin rodeos, “A 20 pasos de la fama” no tiene mayor valor documental que las múltiples cuentas de Twitter y anecdotarios consagrados a desvelar los entresijos de la industria musical norteamericana a modo de los especiales de la VH1 dedicados a los años 80/90, pero ¿emociona? emociona, aunque el grado de emotividad del relato puede variar en función de la capacidad del espectador para vincular las voces de Darlene Love, Merry Clayton y Lisa Fischer con su propia memoria sentimental. Sin relación posible con la extraordinaria “Searching for Sugar Man” (2012), de Malik Bendjelloul, el último largometraje en la dilatada filmografía de Morgan Neville se aupó al estrellato de los Oscar merced a su apelación al corazón del público que nació, bailó o se enamoró escuchando las melodías interpretadas por un coro de voces anónimas: mujeres que no conocieron la fama por razones que van desde la falta de ambición a los errores de puntería pasando por la mala medición de los tiempos. No se puede extraer mucho más de un documental que funciona como una colección de entrevistas formalmente impecable porque Neville evita explorar las grietas que abren con el testimonio de actores claves en la cara B de la industria, tal es el caso de los miembros de la familia Waters -las voces del éxito de Fab Morvan y Rob Pilatus, auténticos mártires de la música pop-.Neville, que pudo haber extraído petróleo del análisis del caso de Milli y Vanilli, prefiere pellizcar la sensibilidad del público recordando los tiempos gloriosos del sonido Detroit, por medio de segmentos en los que participan estrellas que a su vez ceden el protagonismo a las que fueron parte fundamental de su éxito. Bruce Springsteen, Mick Jagger y Sting sirven de gancho. Los coristas que afinaron su talento en los rituales gospel ponen la música a una reunión familiar de estrellas sin estrella en el boulevar de la fama.

03-Apr-2017